Estimados hermanos y devotos de la Archicofradía del Dulcenombre:

Es para mí un orgullo poderme dirigir a todos vosotros como Hermano Mayor de la cofradía. Como sabéis, el pasado 1 de junio comencé mi mandato como Hermano Mayor de la que ha sido mi cofradía desde que nací. Por ello quiero aprovechar para agradecer a todas las personas que apoyaron mi candidatura con su voto y han hecho posible que pueda ver cumplido uno de mis mayores anhelos, ser hermano mayor de la Archicofradía del Dulcenombre .

Es difícil describir la ilusión que ser Hermano Mayor de esta cofradía supone para mí, sobre todo por haber sido la persona que en mi familia ha continuado con la tradición que allá por 1905 comenzó mi bisabuelo Esteban Córdoba Crespo y que más tarde continuaron mi abuelo, Eusebio Córdoba Pastrana en 1913 y mi padre Eusebio Córdoba Pacheco en 1959. Espero poder estar a la altura de lo que ellos realizaron y no defraudarles.

Por primera vez en la historia de la cofradía el mandato como Hermano mayor es por un periodo de 4 años, lo que sin duda es una gran responsabilidad que espero poder afrontar con el apoyo de toda la junta directiva y hermanos de la misma, de manera que podamos continuar, tanto la labor eclesiástica y benefactora propia de la misma, como los retos y proyectos que se nos presentan para los años venideros.

Espero y deseo que nuestra cofradía siga creciendo y sea cada vez más, un lugar de encuentro y confraternidad entre hermanos y devotos de nuestros sagrados titulares. Que los mismos os bendigan a todos.


Eusebio Córdoba Aranda

Hermano Mayor