ICONOGRAFÍA

La Imagen del Cirineo fue añadida en 1921, aunque consta que ya en 1899 existía la intención de haberlo hecho. Es una talla de Pío Mollar, realizada en sus talleres de Valencia, de cuerpo entero y de corte naturalista; reduce su estatura a fin de acomodarlo para sostener el peso de la cruz. Tiene bien detallados los músculos de sus extremidades, creando una fuerte tensión en los mismos, lo que confiere veracidad al acto de portar el peso. Los ropajes tallados, al igual que el rostro un poco ovalado, pero de facciones algo más curvadas, contrastan con los planos secos del rostro del Cristo. .